Manual de cultivo de marihuana

Aprende trucos y consejos para cultivar tu marihuana de la forma más eficiente, consiguiendo grandes cosechas de la mejor calidad.

Eliminar la mosca blanca en el cultivo de marihuana

Plaga de mosca blanca

La mosca blanca

Las moscas blancas son insectos homópteros de la familia de los Aleuródidos (aleyrodidae) que afectan a muchas variedades de plantas cultivadas, y entre ellas, a las plantas de marihuana.

Hablamos de pequeñas mosquitas de con un tamaño de unos 2mm de longitud y de color blanquecino, con dos alas que usan para desplazarse. Normalmente se encuentran en el envés de las hojas de las plantas que infectan, donde ponen los huevos, y de igual forma que los otros insectos chupadores como las cochinillas o los pulgones, se nutren succionando la savia producida por las variedades de marihuana de tu cultivo.

Su cuerpo está dividido en tres secciones: la cabeza, el tórax y el abdomen, y al igual que los otros insectos, posee seis patas, además de un par de alas blancas.

Destaca por su un aparato bucal picador-chupador, con el que se alimenta de la savia de hojas y tejidos jóvenes, mordiendo y agujereando los tejidos para extraerla. Continuar leyendo

Cómo cultivar esquejes de cannabis

Multiplicación de marihuana por esquejes

El Cannabis Sativa es una planta que se puede reproducir de forma asexual con mucha facilidad, es decir, por esquejes.

Para clonar nuestras variedades de cannabis favoritas siguiendo esta técnica necesitaremos:

  • Un mini-invernadero con calefactor incorporado
  • Tijeras para esquejes desinfectadas y de corte limpio, una cuchilla de afeitar o un bisturí
  • Hormonas de enraizamiento, como el Clonex
  • Un sustrato para enraizar los clones (tacos Jiffy, lana de roca, tierra, etc..)
  • Ampolleta de luz blanca/azul (fluorescente de 18w, ampolleta de bajo consumo…)
  • Una planta madre de la cual cortaremos los esquejes

Para que los esquejes enraícen correctamente, necesitan una temperatura entre 18ºC y 22ºC y una humedad relativa por encima del 90%, que conseguiremos fácilmente gracias al miniinvernadero con calefactor.

Hacer esquejes de cannabis

1- Cortamos los clones de la planta madre, utilizando solo las yemas apicales o puntas de las ramas de la misma. Luego les cortamos parte de sus hojas para reducir su transpiración, y los introducimos en un recipiente con agua.

Continuar leyendo

El cannabis de color morado (Purple)

La marihuana de color violeta causa auténtico furor en los clubs cannábicos del Norte de California, pues es muy  buscada tanto por los consumidores como por los cultivadores.

Exploremos este fenómeno de la marihuana purple y descubramos algunas de sus características y su color. ¿Creéis que hay una gran demanda del color púrpura hoy en día? Evidentemente, no para las cosas de la vida cotidiana, pues en ella es un color muy habitual, pero si hablamos de cannabis de colores morados, la cosa cambia.

A continuación os dejamos la traducción de un articulo de Subcool, breeder del banco de semillas TGA.

Cogollos de marihuana de color púrpura

Cogollos de marihuana de color púrpura

Continuar leyendo

Germinar semillas de marihuana correctamente

En Alchimia Grow Shop nos esforzamos por tener un catálogo de semillas extenso y completo, manteniendo los stocks de las variedades con la máxima frescura posible, buscando ofrecer los mejores porcentajes de germinación.

Para que esto sea así, renovamos nuestro stock frecuentemente, y no dejamos que las semillas se almacenen en nuestros frigoríficos por más de seis meses, lo que nos permite asegurar que nuestros paquetes de semillas se mantienen frescos y saludables.

Evidentemente, los frigoríficos nos permiten mantener las semillas en una atmósfera controlada, con una temperatura estable, pero aun así, de vez en cuando pueden aparecer problemas de germinación, ya que las semillas son material vivo que puede fallar por su propia naturaleza (en pocas ocasiones). En caso de que esto te suceda, te invitamos a que nos lo hagas saber para poder hacer los test necesarios y proceder realizar la reclamación al banco de semillas en cuestión.

Continuar leyendo

Errores típicos en el cultivo de marihuana

Cultivar cannabis en interior en tierra

Este artículo está orientado los cultivadores de marihuana que están empezando, con la finalidad de resolver todas aquellas dudas típicas que nos suelen asaltar a todos en los primeros cultivos de cannabis indoor. Hay muchos aspectos que debemos tener en cuenta para conseguir que nuestro cultivo sea exitoso, evitando al máximo los problemas durante el transcurso del mismo.

Para hacerlo simple, hablaremos de dichos problemas agrupándolos en las distintas fases del cultivo, desde la germinación hasta la cosecha de los cogollos.

¿Qué genética de marihuana elegir?

Marihuana Sativa

Lo primero que tiene que quedar claro es que hay que elegir una variedad según nuestros gustos y necesidades, pero también dependerá del espacio de cultivo del que dispongamos.

Si nuestro cuarto de cultivo es más o menos convencional, y tiene unas dimensiones de alrededor de 1.20 m2 x 2 m de altura, podremos cultivar cualquier variedad que nos apetezca, a excepción de ciertas genéticas landrace 100% sativas, ya que algunas pueden resultar indomesticables y crecer sin cesar si no han sido estabilizadas para el cultivo de interior.

Estas genéticas landrace resultan complejas de cultivar, ya que su larga floración, sumada a su enorme vigorosidad vegetativa, y su poca resistencia a ciertas plagas y condiciones ambientales hacen complicado su desarrollo fuera de su hábitat natural.

Como norma general, a los cultivadores que se inician en el autocultivo de marihuana les recomendamos sembrar variedades de fácil cultivo, es decir, que tengan un corta floración, alta resistencia a los hongos y plagas en general, buena resistencia a las altas temperaturas y que no necesiten una alimentación muy exigente.

Continuar leyendo

El fotoperiodo en el cultivo de cannabis indoor

¿A qué llamamos fotoperiodo?

En biología, se denomina fotoperiodo a los tiempos relativos diarios de luz y oscuridad a los que se ven sometidos los organismos vivos. En botánica, se entiende este concepto como una unidad de alternación entre las etapas de luz y oscuridad, que provoca que las plantas entren en la fase de floración.

Se entiende que cada planta posee un fotoperiodo específico, determinado por el número de horas de oscuridad necesarias para que se inicie su maduración.

En el mundo vegetal, tanto la intensidad de la luz que reciben como la proporción de horas diarias de luz/oscuridad, determinan las funciones biológicas; hablamos de la germinación, el crecimiento, la floración y la maduración.

Así, el desarrollo de las plantas puede activarse o no en relación a las condiciones lumínicas que reciban, es decir, que dichas fases empezarán solamente si la planta recibe las condiciones ambientales lumínicas necesarias. Por tanto, la mayoría de plantas no florecerán jamás si no tienen el número específico de horas seguidas de oscuridad que necesitan para iniciar su ciclo de maduración.

En la naturaleza, este fotoperiodo viene determinado por la estación del año y su fase correspondiente del ciclo solar. Pero, ¿y en los cultivos de cannabis indoor con luz artificial? La respuesta, es lógica: en este tipo de instalaciones es el cultivador quien se encarga de regular el fotoperiodo que recibirán sus plantas, pudiendo controlar la duración de su fase vegetativa (crecimiento) y decidiendo cuando quiere que entren en floración.

El día y la noche determinan los procesos biológicos del cannabis

La duración de día y la noche determina los procesos biológicos de las plantas

El fotoperiodo en cultivos de cannabis interior

Normalmente, si uno investiga sobre el cultivo de marihuana indoor, rápidamente se dará cuenta de que si quiere mantener las plantas en crecimiento, estas deberán recibir un fotoperiodo de 18 horas de luz y 6 de oscuridad diarias (ambos periodos ininterrumpidos). Y cuando quiera que estas pasen a florecer, el fotoperiodo deberá ser de 12 horas de luz y 12 de oscuridad al día, ininterrumpidas también. Continuar leyendo

Cómo cosechar tu marihuana según la maduración de los tricomas

¿Cómo sabemos cuándo cosechar nuestra marihuana cargada de resina?

Tricomas de la Jack Cleaner

Después de haber trabajado duro durante 8 semanas, de invertir dinero en una carpa, en fertilizantes y en semillas de cannabis, es el momento de cosechar y recolectar los frutos de nuestro esfuerzo.

Para ello, es vital conocer cuál es el momento en que las plantas alcanzan su punto máximo de potencia psicoactiva, entendiendo mejor lo que pasa durante las últimas semanas de floración.

Algunas genéticas ofrecen un efecto mejor cuando se cosechan unos días antes de alcanzar su punto máximo de producción de THC, y otras se disfrutan más cuando son cortadas pocos días después.

Además, teniendo en cuenta esto, podremos cosechar en relación al tipo de efecto que busquemos; si cortamos un poco pronto, el efecto es más psicodélico, si cosechamos un poco tarde, el efecto es más narcótico, y si lo hacemos en el punto medio, combina un poco de ambos. Continuar leyendo

El secado y la manicura de la cosecha de marihuana

Justo después de cortar nuestras plantas de cannabis, empieza la fase del secado, que junto al curado, es uno de los pasos más importantes para conseguir cogollos de marihuana de buena calidad.

Se podría decir que todo el trabajo que hacemos antes de cortar las plantas no es más que la mitad del proceso, ya que el secado también requiere de mimo y paciencia. Los pasos que vamos a describir a continuación son tan importantes como los fertilizantes para cannabis que hayamos usado y la cantidad de sol que hayan recibido las plantas de nuestro cultivo.

Manicurado de las flores de cannabis

Lo primer qué debemos hacer después de cosechar, es cortar las hojas de las ramas dejando sólo las hojitas resinosas que rodean los cogollos. Esto es mejor hacerlo en mojado, justo después de cortar las plantas, pues resulta más sencillo que hacerlo cuando estas se han secado, y además nos permite reducir la humedad de nuestra zona de secado. Hay quien prefiere manicurar cuando las planta está aún vivas y en la maceta, en los últimos días de la floración, y llegar a la cosecha con las ramas limpias y listas para colgar.

Marihuana en el momento de recolectar

Continuar leyendo

Las genéticas de cannabis más productivas

Marihuana Qleaner de TGA Subcool

Una de las características que más frecuentemente tienen en cuenta los cultivadores cannábicos a la hora de escoger sus semillas de cannabis es la que sean capaces de generar una enorme producción de cogollos.

Por este motivo, las genéticas comerciales no han parado de aumentar su rendimiento en los últimos años, gracias a intensas selecciones y cruces con híbridos de grandes características.

¿Cuáles son las genéticas de cannabis con mayor rendimiento?

Por norma general, las variedades de marihuana más productivas suelen ser índicas, gracias a su estructura compacta y a sus cogollos densos y pesados. Estas plantas se cosechan pasadas 7 – 9 semanas de floración. Continuar leyendo

Podar y doblar las plantas de cannabis

Cómo, cuándo y porqué aplicar poda a nuestras plantas de marihuana

En este artículo explicaremos cómo podar las plantas de cannabis, para así controlar su altura, mejorar su productividad u homogeneizar un cultivo en interior con muchas variedades distintas.

Poda FIM en la marihuana

Existen diferentes técnicas de poda para las plantas entre las que destacan la poda apical, la poda FIM, la poda RIB, la poda de bajos o “Lollypop”, etc.

También tenemos técnicas de moldeado como el super cropping o rotura parcial del tallo o ramas, que nos sirve para redirigir los brotes de nuestras plantas, y adaptar su crecimiento a nuestro espacio de cultivo.

Antes de empezar a pensar en las podas, debemos saber qué tipo de plantas queremos cultivar, y qué queremos conseguir. Es importante tener en cuenta el espacio del que disponemos, con las limitaciones ambientales o físicas que se nos puedan presentar, tanto en el cultivo de interior como en exterior.

En el cultivo de exterior, las usaremos bien para controlar la altura de las plantas, bien para conseguir plantas ramificadas y arbustivas, aumentando su producción; en interior, para conseguir que las plantas se mantengan alejadas del foco, y para repartirlas bien dentro del espacio disponible, asegurándonos que todas reciben luz suficiente. Continuar leyendo