Cultivo interior de marihuana

Trucos y consejos para cultivar marihuana indoor, usando una carpa de cultivo y una ampolleta HPS, HM, bajo consumo o LED.

Autocultivo de marihuana con LED

Paneles LED para el cultivo de marihuana

En este artículo os hablamos de los sistemas de iluminación LED, dispositivos que funcionan por medio de la energía que emiten los diodos emisores de luz. De hecho, su nombre hace referencia a esto mismo, pues LED son las siglas en inglés de Light-Emitting Diode (Diodo emisor de luz). Estos diodos no causan pérdida de energía en forma de calor al producir la luz, resultando tan eficaces como eficientes.

Como los LED no son suficientemente potentes por si solos, se agrupan formando los llamados paneles LED, que pueden contener más o menos unidades según la superficie de cultivo que abarquen.

Además, nos permiten adaptar el espectro de luz a emitir según el uso que les queramos dar; azul para el crecimiento vegetativo, rojo para la floración o mezcla de ambas, como en una ampolleta mixta.

Ofrecen una larga vida útil, y la luz que emiten es continua, de modo que no provoca estrés de ningún tipo a nuestras plantas.

Cultivo con paneles LED

En los últimos años se ha ido conociendo mucha información sobre las prestaciones de los LED, y no siempre se trata de información contrastada. En las primeras versiones de los LED para jardinería, se publicitaban como si ofrecieran un ahorro energético sin igual ofreciendo potencias muy elevadas, llegando a decir que los LED de 120 vatios podían producir tanto como las ampolletas HPS de 600 vatios. Continuar leyendo

La ventilación en el cultivo de cannabis

Ventilar correctamente tu cultivo de marihuana en interior

Al igual que la luz y los fertilizantes para cannabis, la ventilación y la circulación de aire es uno de los parámetros más importantes en nuestro cultivo de marihuana indoor, ya que se encarga de que la planta pueda hacer todos los intercambios de gases necesarios en sus procesos biológicos (fotosíntesis, respiración…), y elimina el aire caliente producido por las ampolletas regulando el clima y ayudando a que las plantas se fortalezcan.

Cultivo interior de cannabis

Cultivo interior de cannabis

El sistema de ventilación (intracción y extracción de aire) se compone del extractor de aire, un ventilador para generar movimiento de aire, y a menudo, un intractor de aire.

Elegir un extractor adecuado para mi cultivo de cannabis

El extractor cumple la misión de renovar el aire del espacio de cultivo, sacando el viciado y caliente y metiendo aire limpio y fresco, además de regular el clima del interior de la carpa. Es, sin duda, el elemento más importante de la instalación de ventilación.

La potencia del extractor dependerá del tamaño de la sala o armario de cultivo que usemos, y de la potencia lumínica de la ampolleta (W). A mayor intensidad lumínica más potente deberá ser el extractor, de modo que tendremos que conseguir que se complementen perfectamente. Continuar leyendo

Técnicas básicas para el cultivo de marihuana indoor

Trucos para cultivar cannabis en interior

Cuando un cultivador novel empieza a plantar cannabis es normal que le surjan muchas preguntas; ¿Qué sustrato es mejor?, ¿Qué genéticas de marihuana sembrar?, ¿Cómo dosificar los fertilizantes para cannabis?, ¿Cómo regar según el tamaño de las plantas y las macetas?, ¿Qué sistema de cultivo es el más adecuado?…  Y un largo etcétera más.

Variedad de marihuana Bubble Kush

Variedad de marihuana Bubble Kush

Por este motivo, creemos que es necesario hacer una pequeña guía de cultivo para aquellos cultivadores que se animan a sembrar su propia marihuana por primera vez, y así facilitarles la iniciación.

Continuar leyendo

Cultivo de cannabis en SCROG

¿Qué es el SCROG?

El cultivo de marihuana en SCROG nos permite maximizar la producción de nuestra carpa de cultivo, consiguiendo la mayor cantidad de cogollos posible cultivando el menor número de plantas de cannabis.

Su nombre proviene del inglés Screen of green, que en español significa “pantalla verde“, debido a que literalmente hacemos crecer nuestras plantas a través de una rejilla o mallazo, consiguiendo un manto de cogollos completamente uniforme.

Scrog empezando la floración

Continuar leyendo

Cómo cultivar esquejes de cannabis

Multiplicación de marihuana por esquejes

El Cannabis Sativa es una planta que se puede reproducir de forma asexual con mucha facilidad, es decir, por esquejes.

Para clonar nuestras variedades de cannabis favoritas siguiendo esta técnica necesitaremos:

  • Un mini-invernadero con calefactor incorporado
  • Tijeras para esquejes desinfectadas y de corte limpio, una cuchilla de afeitar o un bisturí
  • Hormonas de enraizamiento, como el Clonex
  • Un sustrato para enraizar los clones (tacos Jiffy, lana de roca, tierra, etc..)
  • Ampolleta de luz blanca/azul (fluorescente de 18w, ampolleta de bajo consumo…)
  • Una planta madre de la cual cortaremos los esquejes

Para que los esquejes enraícen correctamente, necesitan una temperatura entre 18ºC y 22ºC y una humedad relativa por encima del 90%, que conseguiremos fácilmente gracias al miniinvernadero con calefactor.

Hacer esquejes de cannabis

1- Cortamos los clones de la planta madre, utilizando solo las yemas apicales o puntas de las ramas de la misma. Luego les cortamos parte de sus hojas para reducir su transpiración, y los introducimos en un recipiente con agua.

Continuar leyendo

Errores típicos en el cultivo de marihuana

Cultivar cannabis en interior en tierra

Este artículo está orientado los cultivadores de marihuana que están empezando, con la finalidad de resolver todas aquellas dudas típicas que nos suelen asaltar a todos en los primeros cultivos de cannabis indoor. Hay muchos aspectos que debemos tener en cuenta para conseguir que nuestro cultivo sea exitoso, evitando al máximo los problemas durante el transcurso del mismo.

Para hacerlo simple, hablaremos de dichos problemas agrupándolos en las distintas fases del cultivo, desde la germinación hasta la cosecha de los cogollos.

¿Qué genética de marihuana elegir?

Marihuana Sativa

Lo primero que tiene que quedar claro es que hay que elegir una variedad según nuestros gustos y necesidades, pero también dependerá del espacio de cultivo del que dispongamos.

Si nuestro cuarto de cultivo es más o menos convencional, y tiene unas dimensiones de alrededor de 1.20 m2 x 2 m de altura, podremos cultivar cualquier variedad que nos apetezca, a excepción de ciertas genéticas landrace 100% sativas, ya que algunas pueden resultar indomesticables y crecer sin cesar si no han sido estabilizadas para el cultivo de interior.

Estas genéticas landrace resultan complejas de cultivar, ya que su larga floración, sumada a su enorme vigorosidad vegetativa, y su poca resistencia a ciertas plagas y condiciones ambientales hacen complicado su desarrollo fuera de su hábitat natural.

Como norma general, a los cultivadores que se inician en el autocultivo de marihuana les recomendamos sembrar variedades de fácil cultivo, es decir, que tengan un corta floración, alta resistencia a los hongos y plagas en general, buena resistencia a las altas temperaturas y que no necesiten una alimentación muy exigente.

Continuar leyendo

El fotoperiodo en el cultivo de cannabis indoor

¿A qué llamamos fotoperiodo?

En biología, se denomina fotoperiodo a los tiempos relativos diarios de luz y oscuridad a los que se ven sometidos los organismos vivos. En botánica, se entiende este concepto como una unidad de alternación entre las etapas de luz y oscuridad, que provoca que las plantas entren en la fase de floración.

Se entiende que cada planta posee un fotoperiodo específico, determinado por el número de horas de oscuridad necesarias para que se inicie su maduración.

En el mundo vegetal, tanto la intensidad de la luz que reciben como la proporción de horas diarias de luz/oscuridad, determinan las funciones biológicas; hablamos de la germinación, el crecimiento, la floración y la maduración.

Así, el desarrollo de las plantas puede activarse o no en relación a las condiciones lumínicas que reciban, es decir, que dichas fases empezarán solamente si la planta recibe las condiciones ambientales lumínicas necesarias. Por tanto, la mayoría de plantas no florecerán jamás si no tienen el número específico de horas seguidas de oscuridad que necesitan para iniciar su ciclo de maduración.

En la naturaleza, este fotoperiodo viene determinado por la estación del año y su fase correspondiente del ciclo solar. Pero, ¿y en los cultivos de cannabis indoor con luz artificial? La respuesta, es lógica: en este tipo de instalaciones es el cultivador quien se encarga de regular el fotoperiodo que recibirán sus plantas, pudiendo controlar la duración de su fase vegetativa (crecimiento) y decidiendo cuando quiere que entren en floración.

El día y la noche determinan los procesos biológicos del cannabis

La duración de día y la noche determina los procesos biológicos de las plantas

El fotoperiodo en cultivos de cannabis interior

Normalmente, si uno investiga sobre el cultivo de marihuana indoor, rápidamente se dará cuenta de que si quiere mantener las plantas en crecimiento, estas deberán recibir un fotoperiodo de 18 horas de luz y 6 de oscuridad diarias (ambos periodos ininterrumpidos). Y cuando quiera que estas pasen a florecer, el fotoperiodo deberá ser de 12 horas de luz y 12 de oscuridad al día, ininterrumpidas también. Continuar leyendo