Como hacer BHO, aceite de cannabis

¡Artículo actualizado en febrero de 2016 !

En este artículo os vamos a enseñar uno de los sistemas de extracción de cannabinoides y de purgado más sencillos y eficientes que existen para hacer BHO, siendo ideal para los cultivadores amantes de este tipo de concentrado cannábico.

BHO bien purgado

La extracción de BHO es un proceso delicado, que puede llegar a ser peligroso si no seguimos unas reglas de seguridad muy importantes:

  • Siempre hacer la extracción en el exterior, en un sitio bien ventilado.
  • El gas butano usado se inflama con mucha facilidad, así que prohibido fumar o generar cualquier tipo de chispa durante el proceso de extracción. Es vital respetar esta regla en un área de seguridad de varios metros alrededor de la extracción.
  • Los celulares, los relojes y los aparatos electrónicos capaces de producir chispas (mecheros lejos!) deben ser alejados de la zona de extracción para mayor seguridad.
  • Es importante no llevar ropa sintética durante el proceso, ya que puede generar electricidad estática, y esta, chispas.
  • Usaremos protecciones adecuadas para las manos y la cara.
  • Siempre que podamos, haremos las extracciones acompañados, para disponer de ayuda en caso de sufrir cualquier problema.
  • Antes de empezar el proceso nos aseguraremos de que tenemos listo todo el material necesario.

Material para hacer la extracción de BHO

El material necesario para el proceso de extracción de resina BHO será:

  • 1 bandeja de Pyrex
  • Botellas de gas butano 100% libre de impurezas Clipper, Colibri, Ronson…
  • Bandeja de mayor tamaño para hacer el baño maría
  • Tubo para extracciones de acero inoxidable o de vidrio de borosilicato
  • Papel anti adherente o papel Slick Sheet PTFE, con el que recuperar la resina con mayor facilidad, o en su defecto una hoja de afeitar para raspar el Pyrex.
  • Guantes protectores para agarrar el tubo helado por el gas, mascarilla y gafas de seguridad para la cara.

Un vez lo tenemos todo listo, debemos preparar el tubo extractor, llenándolo con cogollos de marihuana ligeramente desmenuzados, y/o pequeñas hojas resinosas de la manicura. No hace falta triturar la hierba con un moledor, basta con desmigajarla un poco, partiendo los cogollos.

Es importante llenar el tubo compactando suavemente la hierba, pero sin pasarse, pues queremos que el gas pueda pasar con facilidad entre los trozos de materia vegetal.

Aún así, debemos colocar la hierba lo más homogénea posible dentro del tubo, para que el butano arrastre correctamente resina sin dejar restos en los laterales del mismo.

Por otro lado, si la hierba está demasiada apretada en el tubo, el gas tendrá problemas para pasar y tomará un solo camino a través de los pedazos de marihuana en vez de contactar homogéneamente con todas las flores, dejando por arrastrar una gran parte de la resina, además de aumentar la presión en el tubo.

Debemos tener especial cuidado con esto si usamos tubos de vidrio, que pueden llegar a estallar si la hierba está demasiado compacta y el gas no pasa bien.

Llenado de los tubos con Sweet Love de Philosopher Seeds

Una vez hecho esto, colocaremos el tubo lleno dentro del congelador durante al menos 24 horas, y si queremos, podemos meter también las botellas de gas.

Si usamos papel PTFE, lo colocaremos en el fondo de la bandeja Pyrex pequeña, y lo fijaremos con pinzas de tender la ropa para asegurarnos de que no se mueva durante la extracción.

Por el contrario, si hacemos extracción directamente en el fondo de la bandeja Pyrex, sin papel anti adherente, es importante que esta no tenga inscripciones o relieves en el fondo, ya que nos complicarán enormemente la recuperación de la resina con la cuchilla.

Bandeja de vidrio de Pyrex con papel PTFE de la marca Oil Sheet

Una vez hemos instalado el material, estamos listos para empezar con la extracción.

Usaremos guantes o, en su defecto, un trapo para agarrar la botella de gas y el tubo con la hierba, pues estos se helarán con el paso del butano, pudiéndonos provocar quemaduras por frío en las manos.

Luego, sosteniendo ambos en vertical, debemos presionar la botella de gas con firmeza contra el tubo extractor para permitir la salida del butano, colocando el final del extractor a unos pocos centímetros del fondo de la bandeja de Pyrex.

Si las temperaturas son lo suficientemente bajas, veremos que se forma hielo en el interior y el exterior del tubo, con lo que tendremos que vigilar que no caiga agua en la bandeja de Pyrex.

No debemos preocuparnos si el líquido no sale inmediatamente del interior del tubo, pues dependiendo de cómo hayamos compactado la marihuana en el tubo, puede tardar más o menos tiempo.

Una vez hayamos empezado con la extracción, no pararemos hasta que la botella de gas se vacíe completamente, para no cortar el flujo del gas en movimiento, asegurándonos de que la resina se desprende correctamente.

El líquido resultante de la mezcla del gas con la resina puede ser más o menos oscuro, en función de lo fresca que esté la hierba de nuestra cosecha de marihuana y de la cantidad de resina presente en ella; a más vieja sea, más oscura será la extracción.

La cantidad de gas a utilizar dependerá de la cantidad de hierba y del diámetro del tubo, pero podemos decir que, de media, vamos a utilizar unos 400ml de butano para 30g de marihuana.

Una vez hecha la extracción, la hierba puede someterse a una segunda pasada con gas, para arrastrar toda la resina que haya podido quedar en ella, pero el resultado será menos sabroso y menos rico en terpenos.

Cuando la botella de gas se haya vaciado del todo, esperaremos a que las últimas gotas de resina caigan en la bandeja de Pyrex, y ya estaremos listos para arrancar con el purgado.

La primera etapa es en la cual la mayor parte del gas se evapora. Podemos optar por esperar que el líquido se vaya evaporando por sí solo, o podemos acelerar el proceso mediante un baño maría.

Mezcla de butano con la resina

Esto lo haremos evitando utilizar agua demasiada caliente, lo que resultaría nefasto para los terpenos aromáticos, pues se evaporarían.

Lo ideal es de no superar los 40ºC de temperatura, ni tampoco descender de los 30ºC. Como el resto de la operación,  el baño maría también debe hacerse al aire libre, tomando las mismas precauciones, además de vigilar que no caigan impurezas en el, como polvo o insectos.

Cuando la mayor parte del líquido se haya evaporado, en la bandeja nos quedará un pegote de resina de marihuana de aspecto ambarino y caramelizado formado por los tricomas de resina apelotonados, que aún contendrá mucha cantidad de butano atrapado en forma de burbujas.

Veremos que esas grandes burbujas se forman y explotan por sí solas, liberando gas, pero podemos acelerar el proceso pinchándolas con un dabber.

Una vez la resina se vuelva estable, es decir, cuando no se formen ni exploten burbujas, es momento de pasar a la segunda fase del purgado.

Burbujas de gas evaporándose

En este punto, el BHO aún no se puede consumir, y hay que pasarlo OBLIGATORIAMENTE por otra etapa de purgado usando una bomba de vacío (más rápido) o una placa calentadora (más económico).

Lo más eficiente es usar la placa calentadora y un sistema de purgado al vacio simultáneamente, colocando la desecadora de vidrio sobre la placa calentadora, y realizando una purga completa. De este modo, aplicamos calor al purgado, evaporando el gas con mayor facilidad.

Es decir que, sin duda conseguiremos un BHO de gran calidad usando solo una placa calentadora si hacemos bien el proceso, pero si hacemos extracciones de BHO a menudo usando buenas variedades de marihuana, nos conviene invertir en un sistema de purgado completo.

Inicio del purgado al vacío del BHO

Al usar papel antiadherente o papel PTFE, tendremos cuidado de no mover el aceite, para que no se apelmace, permitiendo que forme una capa lo más fina posible sobre el papel, que colocaremos sobre la placa calentadora o en la desecadora del sistema de purgado al vacío.

En caso de usar solo la placa calentadora, ajustaremos la temperatura a 30ºC-40ºC, realizando este proceso en la oscuridad, ya que los terpenos son muy sensibles a la luz.

Si hacemos la extracción sin usar papel PTFE, tendremos que recuperar la resina del fondo del Pyrex raspándolo con una cuchilla de afeitar, lo que puede resultar laborioso.

El aceite extraído lo depositaremos encima de un tapete siliconado, y procederemos a efectuar el purgado, tal y como hemos contado. Llegados a este punto estamos muy cerca ya de poder degustar el resultado usando un bong o un vaporizador.

BHO purgado al vacio

Como complementario adicional, podemos decir que la técnica de extracción explicada en este artículo puede ser criticada a nivel ecológico, por la evaporación del gas butano a la atmósfera que se produce durante el proceso.

A pequeña escala, esta evaporación no tiene un impacto medioambiental fuerte, pero en las extracciones a nivel profesional se usan grandes cantidades de gas, que sumadas a los muchos extractores domésticos, pueden producir unos niveles altos de contaminación.

Por este motivo, los extractores profesionales (dispensarios) usan materiales más sofisticados y eficientes, realizando extracciones de BHO usando circuitos cerrados que permiten la reutilización del gas. Esto es bueno para el medio ambiente, y ahorra en materiales, permitiendo ajustar los precios de venta.

Además, el resultado obtenido es más limpio, ya que estos sistemas permiten limpiar el butano de aceites e impurezas antes de usarlo para las extracciones de BHO, mejorando mucho su calidad final.

Usad genéticas de marihuana productivas y muy resinosas y los retornos de resina siempre serán más abundantes. Aprovechad bien el esfuerzo y el tiempo invertido y… a dabear felices.

Os deseamos felices extracciones llenas de cannabinoides y de terpenos.

BHO listo para un buen Dab

0 Comment


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *