Cultivo de cannabis en SCROG

¿Qué es el SCROG?

El cultivo de marihuana en SCROG nos permite maximizar la producción de nuestra carpa de cultivo, consiguiendo la mayor cantidad de cogollos posible cultivando el menor número de plantas de cannabis.

Su nombre proviene del inglés Screen of green, que en español significa “pantalla verde“, debido a que literalmente hacemos crecer nuestras plantas a través de una rejilla o mallazo, consiguiendo un manto de cogollos completamente uniforme.

Scrog empezando la floración

Como cultivar marihuana en SCROG

Para aplicar esta técnica de cultivo, sembraremos entre una y cinco plantas de cannabis para una carpa de 1m2. Los resultados serán los mismos en todos los casos, consiguiendo la misma producción, con una, con tres, o con cinco plantas, lo único que cambiará será el tiempo de crecimiento que tendremos que darle a nuestra marihuana (menos plantas, más crecimiento).

Antes de arrancar el cultivo, debemos instalar una malla o rejilla, que puede ser de caña de bambú o de cuerda, o podemos usar una malla elástica de SCROG.

Scrog limpio de ramas bajas

Elijamos la que elijamos, debe tener unos huecos con un tamaño de entre cinco y diez centímetros de costado, y debe ser colocada a unos veinte centímetros por encima de las macetas, de modo que a medida que las plantas vayan creciendo, podamos ir distribuyendo sus ramas en el enrejado, abriéndolas y evitando que crezcan más altas que la propia rejilla.

Así conseguiremos que la punta principal de la planta pierda protagonismo, y que la ramificación aumente mucho.

Este proceso de crecimiento vegetativo debe durar hasta que las ramas hayan ocupado más o menos el 80% de la superficie de la malla si cultivamos híbridos indica, y el 50-60% si son híbridos sativa.

Cuando consigamos esto, ya estaremos listos para cambiar el fotoperiodo al de floración (12h/12h), y arrancar con la creación de los cogollos.

La floración en el SCROG

Durante los primeros días de floración, las plantas continuarán creciendo, lo que les permite acabar de ocupar toda la superficie de la malla, hasta formar un manto verde que evolucionará hacia un mar de colas de cogollos.

Gracias a esta distribución, todas las flores de nuestras plantas quedarán a la misma altura de la ampolleta, redundando en una cosecha de máxima calidad y sin cogollos de segunda.

Marihuana floreciendo en Scrog

El proceso de floración no implica ninguna complicación extra, y se desarrolla con total normalidad como en cualquier otro tipo de cultivo.

Teniendo en cuenta lo dicho, es fácil entender que el SCROG se recomiende especialmente para el cultivo de variedades de marihuana sativas, aprovechando su vigoroso crecimiento, que nos llenará el enrejado muy rápidamente. Esto nos facilita su cultivo en carpas de pequeño tamaño, evitando problemas de tamaño y de altura, a la vez que gozamos de sus increíbles propiedades.

Si queremos desarrollar este sistema de cultivo usando una única planta, será necesario utilizar una maceta de 25 litros de capacidad, dándole alrededor de 5 a 7 semanas de crecimiento vegetativo, hasta que ocupe el 50%-60% de la malla. El “strech” de las dos primeras semanas de floración se ocupará de cubrir el resto de espacio, antes de que las plantas empiecen a producir cogollos.

Por el contrario, si cultivamos en SCROG con tres o cinco plantas por m2, será suficiente usar macetas de 12 litros de volumen, con entre 3 y 5 semanas de crecimiento.

Floración avanzada en Scrog

Ventajas del SCROG

Las principales ventajas que nos aporta esta técnica son el ahorro en semillas de cannabis o esquejes, así como en otros materiales de cultivo, y especialmente, de esfuerzo, pues no exige la misma dedicación ocuparse de 1 o 5 plantas en comparación con lo que supone andar regando 20 o 30 plantas como en otros sistemas de máximo rendimiento como el “SOG” o Sea of Green (Mar verde) del cual hablaremos más adelante.

En resumen, a cambio de un poco más de paciencia en la fase de crecimiento, el SCROG ofrece cosechas abundantes, de calidad, y con poco esfuerzo, tanto si eres un cultivador experimentado como si eres novel. ¿Merece la pena, no?

0 Comment


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *