Autocultivo de marihuana con LED

Paneles LED para el cultivo de marihuana

En este artículo os hablamos de los sistemas de iluminación LED, dispositivos que funcionan por medio de la energía que emiten los diodos emisores de luz. De hecho, su nombre hace referencia a esto mismo, pues LED son las siglas en inglés de Light-Emitting Diode (Diodo emisor de luz). Estos diodos no causan pérdida de energía en forma de calor al producir la luz, resultando tan eficaces como eficientes.

Como los LED no son suficientemente potentes por si solos, se agrupan formando los llamados paneles LED, que pueden contener más o menos unidades según la superficie de cultivo que abarquen.

Además, nos permiten adaptar el espectro de luz a emitir según el uso que les queramos dar; azul para el crecimiento vegetativo, rojo para la floración o mezcla de ambas, como en una ampolleta mixta.

Ofrecen una larga vida útil, y la luz que emiten es continua, de modo que no provoca estrés de ningún tipo a nuestras plantas.

Cultivo con paneles LED

En los últimos años se ha ido conociendo mucha información sobre las prestaciones de los LED, y no siempre se trata de información contrastada. En las primeras versiones de los LED para jardinería, se publicitaban como si ofrecieran un ahorro energético sin igual ofreciendo potencias muy elevadas, llegando a decir que los LED de 120 vatios podían producir tanto como las ampolletas HPS de 600 vatios.

Podemos afirmar que estamos ante un sistema de iluminación que puede revolucionar la técnica del cultivo interior de cannabis, no por el ahorro eléctrico, que no suele superar el 25% (cifra nada desdeñable por otro lado), si no por su capacidad de facilitar la gestión del clima, especialmente en zonas calurosas.

Además, los paneles LED emiten muy poca radiación en forma de calor en comparación a las ampolletas HPS, permitiéndonos cultivar en aquellas épocas más calurosas (como le verano) en las que no podemos usar HPS sin instalar un aire acondicionado, ofreciéndonos más versatilidad.

Además, también nos ahorran instalar un potente sistema de ventilación, ya que no habrá apenas bolsas de aire caliente en el cultivo; con disponer de un extractor de poca potencia que remueva el aire será suficiente (200m3/m2).

Lo que si necesitaremos es un pequeño deshumidificador en la fase de floración, pues al haber menos calor en la carpa, la humedad será más elevada, y con él podremos ajustar con mayor facilidad la humedad relativa del cultivo durante la noche.

Por otro lado, esta reducción de la emisión de calor ayuda a que los olores desprendidos por las plantas de marihuana son menos intensos, lo que nos ayuda a pasar desapercibidos a la vez que conseguimos plantas más aromáticas y sabrosas.

Otro aspecto positivo de los LED son las enormes posibilidades que nos ofrecen en espacios reducidos, ofreciendo nuevas vias a los cultivadores que no dispongan de una gran sala de cultivo.

Y como último apunte, resaltar que el amplísimo espectro de colores que componen la luz de los LED nos asegura una estimulación de los procesos vitales de las plantas, compensando sobradamente su menor emisión de lúmenes en comparación con las ampolletas HPS o HM.

Cultivo de clones con luz LED

Consejos para cultivar cannabis con LED

En los paneles LED, el ángulo de emisión y distribución de la luz es menor que en los HPS, pues en estos la luz se proyecta directamente hacia abajo, en vez de en todas direcciones. Es decir, que las plantas que están justo debajo del panel recibirán la luz correctamente, aprovechando bien todos los lúmenes, mientras que las que queden en los laterales del mismo, recibirán mucha menos luz.

En consecuencia, deberemos rotar las plantas dentro de nuestro armario de cultivo indoor, para que todas reciban la misma intensidad lumínica, y todas se desarrollen correctamente, mostrando todo su potencial.

También podemos optar por usar un Light Rail, para optimizar la distribución de la luz, haciendo que el panel pase por todas las plantas, evitándonos moverlas.

La distancia del panel de Led a las plantas también debe ser menor que la que dejamos al usar HPS; con 10-15cm es suficiente. Esto conseguirá que las plantas crezcan frondosas y vigorosas, a la vez que más compactas que en cultivos con HPS/HM.

La penetración de los LED es de unos 50cm, con lo que los 50cm superiores de las plantas serán los que más cogollos producirán. Por este motivo, nos interesa realizar podas y ataduras para conseguir plantas que no superen ese tamaño, buscando potenciar al máximo la producción final.

Los sistemas de SOG ( Mar verde) o SGROG ( rejilla verde) se convierten en los más apropiados al cultivar con este tipo de iluminación.

En cuanto al riego, deberemos usar menos agua, pues la evaporación de la humedad de la maceta será mínima debida a la poca irradiación calorífica que emite el panel led. Esto también implica un menor consumo de nutrientes por parte de las plantas sin que ello repercuta en una menor producción; es decir, aprovecharán menor los fertilizantes que les demos, al absorberlos más lentamente, ayudándonos a ahorrar producto.

Esta reducción de riego de las plantas tiene mucha importancia, pues un exceso de humedad puede derivar hacia la aparición de hongos y enfermedades en el sistema radicular con bastante facilidad.

Conclusión sobre los Led

Floración con LED de 90w

Los nuevos sistemas de iluminación LED ofrecen hoy en día unos resultados muy similares a los sistemas HPS. La facilidad en el control del clima y la posibilidad de poder usarlos en espacios reducidos consiguiendo una gran producción de cogollos, los ponen en el punto de mira de aquellos cultivadores que no disponen de un gran espacio de cultivo.

Recomendamos la utilización del LED como sistema de iluminación para el cannabis, por su excepcional versatilidad, que los hace adecuados para cualquier tipo de cultivo de interior, especialmente junto a sistemas de cultivo intensivo tipo SOG y SCROG, con producciones que pueden superar el gramo por vatio.

También resultan muy eficaces para el crecimiento vegetativo y el mantenimiento de plantas madre, pues ofrece unas propiedades difícilmente superables por otros tipos de iluminación, ofreciendo un espectro lumínico ideal para su desarrollo.

Aún así, es importante resaltar que es necesaria una nueva concepción del cultivo para usar LEDs con éxito, pues hay parámetros básicos de cultivo que debemos reaprender para conseguir el máximo rendimiento.  No es difícil, pero necesitaremos algo de práctica para aprovechar todo su potencial.

0 Comment


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *